AMERICA,  ESTADOS UNIDOS,  WASHINGTON DC

9 cosas para hacer gratis en Washington DC

¿Te imaginas acceder a las principales atracciones de una ciudad de manera gratuita?

¡En Washington se puede y te lo voy a contar!

 

Que hacer en Washington DC sin gastar un solo dólar

 

Museos: Si sos amante de los museos, sin duda tenés que visitar Washington. ¿Por qué? Porque en Washington se encuentra el Instituto Smitshonian, que es el complejo de muesos más grande del mundo. Y lo mejor de todo: la entrada a los museos es gratis. Museo de Historia Natural, Museo de Arte Americano, Museo Aeroespacial, y muchos muchos más.

Monumento a Washington: Si vivís en Buenos Aires, este monumento podría parecerte  un simple obelisco tal como el que se encuentra en la Avenida 9 de Julio. Pero lo importante de este monumento es su significado. Washington fue el primer presidente de los Estados Unidos y líder en la lucha por la independencia del país. Y este obelisco representa el respeto del pueblo estadounidense por George Washington.

Dado que el monumento se encuentra en una de las zonas más verdes del National Mall, habitualmente se ve gente sentada a su alrededor, disfrutando del aire libre o haciendo un picnic.

Lincoln Memorial: Seguramente recordás la famosa escena en la que Forrest Gump se encuentra dando un discurso y aparece Jenny caminando dentro de la Reflection Pool al grito de “Forreeeeeest”. Bueno, toda esta escena sucede en el Lincoln Memorial.

A diferencia de los otros monumentos, el Lincoln memorial tiene la apariencia de un templo griego. Por dentro se encuentra la escultura de Abraham Lincoln sentado y en sus paredes podemos ver talladas las palabras de dos de sus más importantes discursos.

Este monumento también es conocido por ser el lugar donde Martin Luther King dijo la conocida frase “Yo tengo un sueño”. Una de las cosas más lindas que tiene este monumento son las vistas desde lo más alto de sus escalinatas.

Biblioteca del Congreso: Por fuera es un edificio muy lindo, pero por dentro es realmente alucinante. Cuando por fin entré (previo escaneo y detector de metales) no sabía que fotografiar primero: sus paredes, su techo… todo el interior es una verdadera obra de arte.

Una de las cosas que más me llamó la atención, fue el túnel de libre acceso que comunica la Biblioteca con el Capitolio. Este túnel me vino genial ya que, a pesar de la lluvia torrencial que se desató esa tarde, llegué al Capitolio sin mojarme un solo pelo.

Capitolio: Desde el Centro de visitantes del Capitolio podés acceder a un tour guiado y gratuito. El tour que hice yo (imagino que en todos los horarios será el mismo recorrido) comenzó en una sala de cine, donde proyectaban una película que narraba la historia de los Estados Unidos.

Luego, accedimos a uno de los salones principales del Capitolio, después entramos a un salón lleno de cuadros con la historia del país plasmada en lienzos y, finalmente, pasamos a otro salón repleto de esculturas de las personalidades destacadas de cada estado.

Realmente te recomiendo este tour ya que, no sólo es educativo sino que te va a ayudar a comprender de algún modo la idiosincrasia del país y el porqué del respeto y admiración hacia sus próceres. Además, es un edificio tan emblemático y representativo, que no pude resistirme a fotografiarlo desde todos los ángulos posibles.

La Casa Blanca: ¡En cuántas series y películas hemos visto la famosa Casa Blanca! Residencia oficial y principal del presidente de los Estados Unidos, La Casa Blanca tiene 132 habitaciones. ¿Por qué te cuento este dato? Porque este edificio es mucho más grande de lo que vas a poder ver. Y eso se debe a que gran parte del mismo se encuentra bajo tierra.

Anteriormente realizaban visitas guiadas por su interior. Pero cuando me comuniqué con la embajada Argentina en Washington,  me informaron que por el momento las visitas estaban suspendidas. Por lo tanto, me conformé con ver La Casa Blanca desde afuera, tanto de frente como de contra frente.

De todos modos te recomiendo que averigües con la embajada de tu país en Washington, ya que es posible que en algún momento se reanuden las visitas.

Memorial Nacional a la Segunda Guerra Mundial: Este monumento es bellísimo y, como su nombre lo indica, conmemora a todos los soldados que sirvieron y murieron por los Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial. Este memorial es relativamente nuevo, ya que fue inaugurado oficialmente en el año 2004.

El monumento consta de una fuente central, 56 pilares dispuestos en forma de semicírculo y dos arcos del triunfo. Los pilares tienen grabados los nombres de los 48 estados que conformaban a los Estados Unidos al terminar la guerra, más un pilar para Alaska, Hawái, Puerto Rico, el distrito de Columbia, Samoa, Filipinas, Islas Vírgenes y Guam. Mientras que los arcos del triunfo, tienen grabados los nombres de los Océanos Atlántico y Pacífico.

El monumento está lleno de frases y simbolismos que hacen alusión a la guerra, al triunfo y al sacrificio que conllevó uno de los sucesos más significativos del siglo pasado.

Memorial al los Veteranos de Vietnam: Este monumento me produjo algo parecido a lo que sentí en el Memorial del Holocausto en Berlín: no quise sacar ni una foto. Y es que me resultó un poco fuerte ver tallados los nombres de los más de 58000 soldados muertos o desaparecidos que participaron en la guerra.

Otra cosa que más llamó mi atención fue que el muro está construido en un material en el cual te podes ver reflejado mientras lees los nombres.

Sobre el borde de la pared, se pueden observar flores y cartas que la gente deja a sus familiares o amigos caídos en la guerra. Además de la Pared de Vietnam, el memorial está formado por el monumento a las Mujeres de Vietnam y la Estatua de los Tres Soldados.

Caminar y caminar: Parece algo obvio, pero quiero insistir en este punto: la mejor forma de conocer una ciudad es caminando.

Washington DC es una ciudad hermosa, segura y limpia. No dejes de caminarla. Perdete en sus calles, alejate un poco de los sitios turísticos, y recorré las zonas residenciales. Observá los detalles, hablá con la gente y sentite local adonde sea que vayas.

 



Booking.com

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *